Período de adaptación, ¿para qué?